La gestión de activos y la inversión han tenido un carácter principalmente institucional, pero las monedas digitales impulsan cambios fundamentales.

La llegada de herramientas tecnológicas como blockchain, inteligencia artificial (IA) o big data está suponiendo un gran cambio en la gestión de activos y la inversión, ámbitos con reglas muy establecidas. En el caso particular del blockchain, la tokenización parece estar ya cambiando la industria de gestión de activos.

La tokenización se utiliza para una identificación y acceso más seguros. Cada plataforma blockchain está alimentada por tokens, que pueden en algunos casos representan “monedas”, tales como el bitcoin, el litecoin, etc. Pero los tokens pueden también representar otras cosas.

La tokenización es el proceso de convertir activos en tokens que se pueden registrar, intercambiar y almacenar en un sistema blockchain o de cadena de bloques. La tokenización convierte el valor almacenado de algún objeto físico, como puede ser un coche, o de un objeto intangible, como un crédito, en un token que puede manipularse a lo largo de todo un sistema blockchain. Esto trae grandes beneficios como la eliminación de intermediarios en la comercialización de los bienes tokenizados.

En el mercado de activos de inversión, se están tokenizando desde inmuebles hasta oro y otros metales preciosos e incluso obras de arte, facilitando su acceso a inversores interesados. No es un concepto nuevo, ya que se asemeja al proceso de titulización, donde las entidades financieras cortan y trocean la propiedad de un activo para su comercialización en pequeños pedazos.

En esta forma de titulización, blockchain es un factor esencial ya que los tokens de seguridad hacen innecesarios a los tradicionales intermediarios en este tipo de procesos. Pero tokenización y titulización no son la misma cosa.

La tokenización comenzó a tomar impulso en 2018 y puede facilitar la comercialización. Por ejemplo, si una persona quiere invertir en inmuebles; la forma habitual de hacerlo es comprar una casa o un apartamento. Pero no todos los inversores pueden permitirse dedicar a comprar el inmueble completo.

La tokenización permitiría que una persona pudiera convertir un activo en tokens digitales de diverso valor, de forma que cada token representara un porcentaje de esa propiedad. La comercialización de estos tokens sobre una plataforma blockchain permite contratos inteligentes y beneficios adicionales, ya que estos tokens se pueden comprar y vender libremente.

Al apoyarse en un sistema blockchain, la tokenización facilita la eliminación de intermediarios de la ecuación, gracias a la garantía de confianza, la transparencia, la inmutabilidad y la incorruptibilidad de los datos que esta tecnología ofrece.

Esto facilitaría la comercialización y liquidez de mercado, además de permitir el acceso a determinados tipos de activo hasta ahora inaccesibles para muchos inversores.

Si bien hay una gran cantidad de obstáculos que la tecnología de blockchain salva, hay sin embargo oportunidades más pequeñas y accesibles donde la tokenización puede ser de gran ayuda para el segmento de inversión en activos tradicionales.

A medida que los activos se vuelven cada vez más simbólicos, los activos del mundo real se vuelven más accesibles y menos difíciles de obtener, lo que significará una mayor facilidad.

Fuente: iProUp