Qué garantías tienen los consumidores sobre la sustentabilidad de la carne que consumen? ¿Cómo se transmiten desde el campo los atributos ligados al producto?

Con foco en esas inquietudes y darles respuestas, nació Carnes Validadas, una startup tecnológica que representa una suerte de Linkedin para las carnes.

Lo llevan adelante Nicolás Belestrini y Diego Heinrich. Belestrini es licenciado en Ciencias Biológicas con orientación ecológica, gerente general del Instituto Rosenbusch SA y promotor de nuevas tecnologías que favorecen la sustentabilidad ambiental, como los biodigestores para la eliminación de residuos orgánicos en tambos, feedlots y criaderos.

En tanto, Heinrich es ingeniero agrónomo, MBA, asesor y socio de Aapresid. Desarrolló en 1996 Cabañas Quenilo, una integración de productores que vendían carne envasada al vacío al mercado local.

Además de Balestrini y Heinrich hay un equipo multidisciplinario y confluyen allí inversores de actores de la cadena de la carne. “Ven en el proyecto una herramienta disruptiva que permitirá sumar valor a su trabajo y ganar los exigentes mercados mundiales de alto valor agregado”, dijo Heinrich. Heinrich explicó a LA NACION de qué se trata la plataforma con base en blockchain. Al blockchain se lo reconoce como una red descentralizada ligada con la certificación en las transacciones con bitcoins. Sin embargo, va más allá de lo financiero y su objetivo se puede explorar con otras actividades.

-¿Qué es Carnes Validadas?

-Nuestra visión es desarrollar una red de creación de valor en la cadena de la carne Argentina, integrada por empresas de los diferentes eslabones, en la que cada una hace su aporte. Esto se logra mediante el soporte tecnológico basado en Blockchain de Carnes Validadas, capaz de dar transparencia, claridad y confianza al proceso de producción de carne, desde la genealogía hasta el consumidor.

-¿A qué apuntan?

-Es un diseño tecnológico basado en identificación individual de los animales y tecnología Blockchain que dará transparencia y claridad al proceso de producción de carnes, desde la genealogía hasta el consumidor, con el objetivo de descomoditizarla, mediante la diferenciación y así lograr un mejor posicionamiento de mercado, que permita captar mayor valor final. Es una solución integral, que transforma procesos productivos, transaccionales y documentales en cadenas de bloques virtuales. Este proceso se complementa con herramientas de mejora continua e inteligencia de mercado, que permitirá a toda la cadena cárnica ofrecer al consumidor un producto diferenciado.

-¿Cómo surgió la iniciativa?

-El proyecto surgió de compartir la visión de desarrollar una estrategia para alinear la producción de carnes argentinas con las crecientes demandas de los consumidores. Una encuesta publicada recientemente, International Trade Centre (2019). The European Union Market for Sustainable Products. The retail perspective on sourcing policies and consumer demand. ITC, Geneva refiere que los minoristas consideran clave la sustentabilidad cuando compran a sus proveedores. Casi todos los minoristas entrevistados por el ITC esperan que la demanda de productos con trazabilidad crezca en los próximos cinco años.

Los consumidores demandan cada vez más información sobre el proceso que va del campo al producto final
Los consumidores demandan cada vez más información sobre el proceso que va del campo al producto finalCrédito: Archivo

-¿Cómo aplican el blockchain para la carne?

-Blockchain es el soporte tecnológico que permite que cada registro de información de la cadena de producción de la carne se transforme en valor, mediante un registro en red descentralizado e inmutable.

-¿Cómo se puede visualizar esto?

-Un consumidor en cualquier parte del mundo escanea un código QR de un paquete de carne o en un menú de un restaurante y verá el currículum vitae de la carne que está consumiendo, es decir el qué, quién, dónde y cómo fue el proceso productivo. Será la plataforma tecnológica que una a todos los actores de la cadena de la carne, transformando en valor la información generada por cada uno, ofreciéndole al consumidor un producto con completa trazabilidad utilizando todos los beneficios de blockchain.

-¿Cuándo empezaron?

-Es una startup tecnológica que comenzó formalmente en mayo de este año y actualmente estamos integrando futuros usuarios innovadores. El servicio funcional estimamos que estará disponible en aproximadamente cinco meses.

-¿Por qué creen que puede ser útil?

-Permitirá alinear los productores de carnes y su cadena de valor, con las demandas del consumidor. Crear valor permitirá mejorar el control sobre la cadena de suministro y proporcionar más claridad en la producción de alimentos. De esta forma cada productor podrá decir “respaldo lo que produzco”. Por otra parte transmitirán ese valor hacia adelante en la cadena hasta el consumidor y esto permitirá a los productores ser confiables y demostrar que lo que se dice se hace. Les permitirá mejorar la transparencia, eficiencia y confianza al compartir información y tener control sobre las transacciones de los registros.

Hoy no se aplica en nuestro país. Para ver algo similar tenemos que mirar los sistemas de tipificación y trazabilidad de Australia o de Estados Unidos, que tienen reputación y confianza del consumidor logradas con una gran trayectoria comercial en los mercados mundiales y que no están aún soportados por blockchain.

Los ejes a los que apunta la iniciativa
Los ejes a los que apunta la iniciativa
Fuente: La Nacion.