na vez más, los argentinos deben enfrentarse con la crisis. Cuesta llegar a fin de mes, la inflación se come al salario, las empresas venden poco y el fantasma del desempleo derrumba el nivel de expectativas.

En el plano financiero, el dólar se escapa y el Gobierno apela a todo lo que tiene a su alcance para ponerle un freno, mientras sigue preso del “cepo a la tasa”: se quedó sin margen de maniobra para hacerla caer a niveles normales de modo tal de darle impulso a la economía.

Tal como informó iProUP, sólo el pasado jueves la compra de billetes verdes en el canal minorista se acercó a los u$s100 millones, contra los u$s800 millones que se operaron durante todo marzo.

Fuente: IproUp.