Pese al contexto macroeconómico, en los últimos 10 meses la cantidad de empresas que integran ese ámbito creció 63,1% hasta alcanzar en Argentina 217 compañías

A pesar del complicado escenario macroeconómico local, el ecosistema fintech acelera su expansión, principalmente en los últimos 10 meses, plazo en el que la cantidad de empresas que componen ese sector aumentó 63,1%. De esa manera se alcanzó el total de 217 compañías en Argentina, según un reciente relevamiento efectuado por la Cámara Argentina de Fintech y la Secretaría de Finanzas.
Las fintech son compañías incipientes de origen digital, cuya actividad principal es brindar servicios financieros mediante el uso de la tecnología (aplicaciones, servicios en la nube, big data, inteligencia artificial o blockchain, entre otros conceptos).

Su aparición redefinió la forma como los principales actores del ámbito bancario, bursátil, de medios de pago y de seguros se relacionan entre si y con los consumidores.
Muchas fintech están consolidando su posicionamiento en el mercado local y representan un verdadero desafío para la industria financiera, tanto en términos de productos y servicios ofrecidos como de la experiencia que brindan (más rápida y simple) y la forma como operan el negocio (menores costos operacionales).
Las fintech, muchas de ellas startups, se apoyan en los bajos niveles de acceso al crédito en el país (de sólo 13% del Producto Bruto Interno, PBI, según el Banco Central), y en un amplio campo del que disponen para impulsar la educación y la inclusión financiera -sobre todo en los segmentos no bancarizados y semibancarizados de la población-. Ellos son pilares clave para el desarrollo de la industria en particular, y de la economía en general, según destaca el primer estudio sobre el ecosistema fintech argentino elaborado por la consultora Accenture, con la colaboración de la Cámara Argentina de Fintech.

Radiografía del ecosistema
El ecosistema fintech nacional se mantiene en “estado incipiente”, con características particulares propias del contexto argentino, como la poca disponibilidad de financiamiento y una capacidad de inversión coincidente con su tamaño y facturación, según destacó el estudio, que fue financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la fintech Afluenta.
Entre otras características que tienen este tipo de empresas, sobresalen preocupación por la experiencia del cliente y la ausencia de estructuras jerárquicas grandes.
En este panorama, vale subrayar que Argentina ocupa el tercer lugar en cantidad de empresas fintech de Latinoamérica, detrás de Brasil y México, según Accenture.
En términos de tamaño, la mayoría de ellas es pyme: 80% cuenta con menos de 50 empleados y sus índices de facturación coinciden con los de este tipo de organizaciones. El ecosistema se encuentra en pleno proceso de expansión, en sintonía con la creciente adopción de nuevas tecnologías y del incremento de la digitalización.

Los principales servicios
En los últimos 10 meses se sumó al ecosistema fintech local un total de 84 empresas, tanto nacionales -en su mayoría y particularmente de la ciudad de Buenos Aires- como algunas de Latinoamérica y otras partes del mundo, según la cámara que nuclea al rubro con el objetivo de impulsar vinculación entre los sectores privado, público y académico.
De las 217 compañías que componen esta industria, el segmento que cuenta con más empresas en nuestro país es el de “Crédito”, con 58 (26,7% del ecosistema). Esto muestra una diferencia con lo que ocurre en el ámbito mundial, en el que la mayoría de las empresas se ubica en el rubro “Pagos y transferencias digitales”.
En Argentina, éste es el segundo rubro en importancia, con 39 compañías (18%). Luego se escalonan “Proveedor tecnológico”, con 29 empresas (13,4%); “Blockchain & Crypto”, con 25 (11,5%); “Servicios fintech B2B”, con 21 (9,7%); “Wealth management” (inversiones), con 18 (8,3%); y el resto lo completan “Financiamiento colectivo” (16 ó 7,4%); “Insurtech” o seguros (7 ó 3,2%); y Ciberseguridad (4 ó 1,8%).

Facturación e inversión
De acuerdo con datos de facturación de 2017 y las proyecciones para los próximos dos años, menos de 25% de las fintech encuestadas proyecta un techo de facturación de 500.000 dólares en los próximos dos años, en comparación con 50% que reportó ingresos menores que esa cifra en 2017.
Con relación al financiamiento, las empresas planean apoyarse en nuevos productos, servicios y en sus propios modelos operativos.
De cara a los próximos dos años, más de la mitad de las empresas dijo que invertirá más de un millón de dólares con el fin de escalar sus plataformas digitales.
Sin embargo y a pesar de su crecimiento, los niveles de facturación e inversión aún no alcanzaron valores similares a los de otros ecosistemas de la región, lo que refuerza la idea de que el mercado local fintech aún está en una etapa incipiente.

Fuente: Comercio y Justicia.